Vaginismo: ¿Cuáles son sus efectos?

vaginismo

Vaginismo: ¿Cuáles son sus efectos?

Por diversos motivos, tanto hombres como mujeres pueden padecer disfunciones sexuales que no solo les afecten en el ámbito sexual, sino también en su salud física y psicológica perjudicando su autoestima. Un ejemplo de estas disfunciones es el vaginismo, una situación muy común.

Desde Vital Seguro os contamos en qué consiste, qué tipos de vaginismo existen, sus posibles causas, síntomas y efectos, y cómo se puede diagnosticar y tratar.

¿Qué es el vaginismo y qué tipos de vaginismo existen?

El vaginismo es una disfunción sexual en que se produce una contracción refleja e involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina, y que produce que ésta se cierre.

Se da como una especie de respuesta defensiva a la entrada de un objeto extraño, por lo que en estos casos es imposible o difícil llevar a cabo la penetración o incluso que en la vagina entre tampones o material ginecológico en las revisiones.

Dependiendo de las circunstancias que se den en torno a este problema, hablaremos de vaginismo primario o secundario y global o circunstancial.

El vaginismo primario es aquel que siempre se ha dado(es decir, nunca se ha podido penetrar la vagina). El secundario, es aquel que se da aunque anteriormente sí haya sido posible mantener relaciones sexuales.

Por otra parte, si cualquier tipo de penetración es dolorosa, hablamos de vaginismo global. Si solo ciertas circunstancias lo provocan, hablamos de circunstancial.

Además, si la penetración sí puede darse, pero es dolorosa, se denomina pseudovaginismo.

¿Cuáles son sus posibles causas?

El intento de que no se produzca la entrada de un objeto (por ejemplo el pene o el tampón) que se genera en el vaginismo, puede responder tanto a causas físicas como psicológicas, o a una unión de ambas. Algunas causas que pueden detonarlo son:

Físicas (generalmente causantes de una disfunción muscular):

  • Infecciones.
  • Parto, menopausia.
  • Insuficiente lubricación.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos como los antidepresivos.
  • Cáncer o cirugía pélvica.

Psicológicas:

  • Ansiedad y miedo (al posible dolor, a un eventual embarazo…).
  • Estrés y/o presión.
  • Situaciones traumáticas relacionadas con el sexo (malas experiencias, abusos…).
  • Baja autoestima, autorrechazo, culpabilidad.
  • Educación sexual inexistente o muy restrictiva.
  • Problemas de pareja.

¿Cuáles son sus síntomas y cómo afecta a la vida de las personas que lo padecen?

El síntoma más característico del vaginismo es el dolor que se produce en la penetración o la introducción de un tampón o material ginecológico en un examen médico.  En casos muy graves, puede sentirse dolor incluso al ir en bicicleta o al usar ropa ajustada.

Además del dolor, en muchos casos la penetración no es ni tan siquiera posible.

Debido a esto, y como hemos avanzado, el vaginismo es un trastorno que no solo genera problemas a nivel de pareja, sino también a nivel individual. La mujer afectada puede padecer problemas de autoestima, estrés o evitar situaciones como asistir al ginecólogo, utilizar tampones etc.

Diagnóstico y tratamiento

Debido a sus múltiples orígenes, tanto el diagnóstico como el tratamiento del pueden abordarse desde la terapia física como desde la psicología . Es por ello, que es importante acudir a un ginecólogo que pueda derivar tanto a un fisioterapeuta que ayude a trabajar el suelo pélvico, como a un psicólogo que pueda valorar el posible obstáculo o barrera mental y que enseñe a sobrellevarlo.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con las coberturas de ginecología y psicología, 15 sesiones al año en psicología y una revisión ginecológica anual, así como con amplios servicios médicos y el mejor cuadro clínico. Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, conocer nuestras coberturas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: