Toxoplasmosis: Un problema en el embarazo

toxoplasmosis

Toxoplasmosis: Un problema en el embarazo

Existen muchas enfermedades que son especialmente problemáticas durante el embarazo. Seguro que habéis oído hablar del miedo de tener un gato cerca por el riesgo de contraer la toxoplasmosis.

Desde Vital Seguro os contamos en qué consiste, sus causas, síntomas, efectos, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es la toxoplasmosis y cuál es su causa?

Se trata de una enfermedad infecciosa producida por el parásito Toxoplasma gondii, uno de los más comunes. Genera nódulos que pueden esparcirse por cualquier parte del cuerpo, en muchos casos, en el cerebro.

Esta infección puede contraerse de las siguientes maneras:

  • -Consumir carne contaminada que ha sido mal cocida o está cruda. La carne más propensa a la infección es la de venado, cerdo y cordero.
  • -Comer fruta o verdura sin lavar, así como lácteos no pasteurizados.
  • -Usar cuchillos, tablas de cortar u otros enseres contaminados.
  • -Consumir agua contaminada.
  • -Recibir una transfusión de sangre o un órgano infectado (improbable).
  • -Exponerse a heces u orina de gato infectadas. Los gatos que cazan o se alimentan con carne cruda tienen más riesgo de ser portadores. En algunos casos, las mujeres que han estado conviviendo con gatos son inmunes al haber pasado ya la enfermedad.
  • -Haber tocado tierra infectada.
  • -Por transmisión madre-hijo durante el embarazo.

Es especialmente peligrosa para los fetos y para las personas con el sistema inmune debilitado.

Síntomas y efectos de la toxoplasmosis

Puede cursar asintomática, sin embargo, los signos más comunes de esta infección son los siguientes:

  • -Ganglios linfáticos inflamados.
  • -Dolor corporal.
  • -Cefaleas.
  • -Fatiga.
  • -Fiebre.

En pacientes con VIH, tratados con quimioterapia o recientemente trasplantados, se puede manifestar:

  • -Problemas pulmonares similares a la tuberculosis o la neumonía.
  • -Dolor de cabeza.
  • -Mala coordinación y/o desorientación.
  • -Convulsiones.
  • -Visión borrosa causada por una inflamación grave de la retina (toxoplasmosis ocular).

En caso de que la madre se haya infectado antes o durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre, (toxoplasmosis congénita) y aunque esta no tenga síntomas, puede producir muerte fetal.

En los bebés que hayan sobrevivido pueden observarse:

  • -Convulsiones.
  • -Hígado y bazo dilatados.
  • -Ictericia (color amarillento de la piel, mucosa y esclerótica del ojo).

Algunos bebés pueden parecer asintomáticos, y signos como pérdida auditiva, discapacidad mental o infecciones oculares no serían evidentes hasta la adolescencia o la adultez.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se realiza valorando la sintomatología, en caso de haberla, y teniendo en cuenta los hábitos y antecedentes de la persona afectada.

En las embarazadas son frecuentes los análisis para su detección, de forma rutinaria. Además, si alberga sospechas, el médico podrá solicitar una analítica sanguínea para saber si existen anticuerpos ante la infección.

En bebés, se puede detectar durante el embarazo, con ecografías y la amniocentesis.

Si el caso es grave, se llevan a cabo resonancias magnéticas y biopsias.

La mayoría de personas sanas no precisan de un tratamiento, sin embargo, si se aprecian síntomas, el médico podrá recetar ciertos fármacos.

 ¿Cómo se puede prevenir?

Para reducir el riesgo de padecer este problema de salud es importante seguir estos hábitos:

  • -En caso de tener gato y estar embarazada, no dejar que salga, hacer que coma pienso comercial y pedir que otra persona limpie su bandeja. Sí se les puede tocar, pero no entrar en contacto con sus desechos.
  • -No comer carne cruda o poco cocida.
  • -Lavar bien todos los utensilios de cocina, así como la fruta y la verdura.
  • -No consumir productos no pasteurizados.
  • -Lavar bien las manos con agua y jabón tras cualquier actividad que genere sospecha, como trabajar con tierra o tocar agua no procesada.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con la cobertura de obstetricia, así como con amplios servicios médicos y el mejor cuadro clínico entre el cual elegir.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os invitamos a consultar los artículos de nuestro blog, a conocer nuestras coberturas, y a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: