Rehabilitación cardíaca: Entrenar el corazón para que vuelva a estar fuerte

rehabilitación cardíaca

Rehabilitación cardíaca: Entrenar el corazón para que vuelva a estar fuerte

Tras un problema cardíaco, o tras una operación, es muy habitual que sea necesaria la rehabilitación cardíaca. Igual que tras un problema pulmonar o una fractura es preciso realizar ejercicios para reforzar y volver a preparar ese órgano o estructura para que pueda seguir funcionando como anteriormente, también debe trabajarse el corazón. Por ello, desde Vital Seguro, os contamos en qué consiste y cómo funciona la rehabilitación cardíaca, cuándo se utiliza y cuáles son sus beneficios.

¿En qué consiste y cómo funciona la rehabilitación cardíaca?

La rehabilitación cardíaca se trata de un programa personalizado para el paciente que haya padecido un problema cardíaco, que consiste en la planificación y realización de ejercicios y educación para ayudar a mejorar su salud.

Los objetivos de la rehabilitación cardíaca son realizar un entrenamiento y educación del paciente para no solo que mejore su salud actual y retome fuerzas, sino también para que la enfermedad o lesión no empeore, se prevengan otras y mejore su calidad y esperanza de vida.

La rehabilitación cardíaca consta de tres fases:

  • 1: Es aquella que se da inmediatamente, aún en ingreso hospitalario.
  • 2: Se lleva a cabo una vez se ha dado el alta hospitalaria, pero el paciente debe seguir acudiendo a realizarla o hacerla en casa (acudir a sesiones de fisioterapia, mantener un seguimiento médico y estudio de la medicación, recibir apoyo psicológico, planteamiento de una dieta…).
  • 3: En esta fase el paciente ya no está guiado por los profesionales, y debe seguir de forma autónoma las pautas que le han enseñado para mejorar y cuidar su salud, por ejemplo, evitando malos hábitos como el tabaquismo.

En cuánto a los ejercicios, el cardiólogo, junto a un fisioterapeuta, preparador físico o enfermero educador podrá recomendar ejercicios de bajo impacto como andar, trotar, ir en bicicleta, hacer remo, yoga u otras actividades de fuerza o resistencia. También se podrá complementar la rehabilitación cardíaca con rehabilitación respiratoria.

El período de rehabilitación cardíaca suele ser de unos 3 meses, si bien, también puede seguirse un programa intensivo de varias semanas.

¿Cuándo se lleva a cabo?

La rehabilitación cardíaca es un tratamiento que llevan a cabo enfermos afectados por diversas lesiones o afecciones cardíacas. Entre las causas más comunes para recibir esta terapia encontramos las siguientes:

  • Traumatismos torácicos.
  • Ataque cardíaco.
  • Enfermedad de las arterias coronarias.
  • Angina de pecho.
  • Miocardiopatía.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Arteriopatía periférica.
  • Enfermedades cardíacas congénitas.
  • Hipertensión pulmonar.
  • Reemplazo o reparación de una válvula cardíaca.
  • Trasplantes de corazón o pulmón.
  • Cirugía de revascularización coronaria.
  • Estents y angioplastia.

¿Cuáles son sus beneficios y qué cosas se deben tener en cuenta?

Aunque la rehabilitación cardíaca es recomendable en muchos casos, no siempre se puede llevar a cabo, ya que su realización puede comportar otros problemas, como lesiones o distensión muscular. Por ello, el equipo médico valorará si un paciente es o no candidato para ello.

En aquellos pacientes que pueden realizarla, los beneficios que se pueden observar son:

  • Reduce los síntomas.
  • Mejora el estado físico y mental.
  • Previene problemas futuros.
  • Aumenta la tasa de supervivencia.
  • Baja la presión arterial y el colesterol.
  • Ayuda a controlar y a bajar de peso.
  • Mejora la capacidad aeróbica y el volumen pulmonar.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con cobertura de rehabilitación cardíaca. Asimismo dispone de amplias coberturas y del mejor cuadro clínico. Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, conocer nuestras coberturas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: