Plexo braquial: ¿Qué es y qué problemas puede tener?

plexo braquial

Plexo braquial: ¿Qué es y qué problemas puede tener?

Nuestro cuerpo está compuesto por gran cantidad de órganos y estructuras que interconectadas participan en su correcto funcionamiento. Un ejemplo de ello son los nervios, que envían mensajes del cerebro al cuerpo y a la inversa para generar movimiento, captar sensaciones, etc. Desde Vital Seguro, hoy os hablamos del plexo braquial, sus funciones y qué problemas puede presentar.

¿Qué es el plexo braquial y cuáles son sus funciones?

Se trata de una estructura nerviosa que inicia en la médula espinal y transcurre por la base del cuello, por la fosa axilar y desciende por los brazos. Se halla ubicado, concretamente, en el triángulo posterior del cuello, delimitado por la clavícula y los músculos esternocleidomastoideo y trapecio.

Asimismo, el músculo platisma, la fascia profunda y la piel completan la superficie del triángulo.

Este conjunto de nervios es el responsable de inervar la mayoría de los músculos y la piel de los miembros superiores. Gracias a ellos, la mano, el antebrazo, el brazo y el hombro disponen de sensibilidad y movimiento.

¿Qué lesiones o afecciones puede padecer el plexo braquial?

Las lesiones en esta estructura nerviosa se producen cuando los nervios se elongan o estiran, se pinzan o comprimen, en los casos más graves, se desgarran, o se separan de su origen, la médula espinal.

Las lesiones leves son muy frecuentes en los deportes de contacto. En ocasiones, es posible que los bebés también presenten lesiones en este punto si ha habido dificultades en el parto. La inflamación o los tumores, también afectan al plexo braquial.

Las lesiones más graves suelen ser consecuencia de traumatismos severos, como los ocurridos en accidentes de tráfico.

En casos de lesiones leves, los síntomas pueden ser:

  • -Sensación de descarga eléctrica o ardor que irradia hacia el brazo.
  • -Entumecimiento y debilidad.

En casos graves, por el contrario:

  • -Debilidad o incapacidad de hacer ciertos movimientos del hombro, el brazo o la mano.
  • -Falta total de sensibilidad en zonas o la totalidad del miembro superior.
  • -Dolor intenso y ardor continuo.

Diagnóstico y tratamiento de las lesiones del plexo braquial

El diagnóstico de una neuropatía o lesión se inicia con una exploración física y una valoración de la sintomatología por parte del médico.

A continuación, el profesional de la salud podrá solicitar las siguientes pruebas de diagnóstico por imagen:

  • -Rayos X.
  • -Electromiografía.
  • -Estudios de conducción nerviosa.
  • -Imágenes por Resonancia Magnética.
  • -Mielografía por Tomografía Computarizada.

En casos leves, por ejemplo, en que los nervios se hayan estirado, es posible que la lesión puede mejorar por sí misma. Por ello, no se valora la cirugía hasta después de los 3 meses tras la lesión.

La cirugía se lleva a cabo en casos en que la lesión no mejore. El momento en que se practica es entre los 3 meses después de aparecer la lesión y los 6 meses, ya que tras este tiempo, los resultados son menos efectivos.

Las distintas técnicas quirúrgicas son las siguientes:

  • -Neurólisis.
  • -Injerto de nervios.
  • -Transferencia de nervios.
  • -Transferencia de músculo.
  • -Control del dolor, para interrumpir las señales de dolor en la zona.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con la cobertura de neurología, así como con amplios servicios médicos y el mejor cuadro clínico.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os invitamos a consultar los artículos de nuestro blog, a conocer nuestras coberturas, y a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: