Obesidad: Todos sus tratamientos quirúrgicos

obesidad

Obesidad: Todos sus tratamientos quirúrgicos

La obesidad es una de las grandes pandemias de los tiempos modernos. No podemos considerarla como una enfermedad en sí misma, pero sí que es la precursora de infinidad de dolencias, muchas de ellas mortales.

Se puede considerar que la obesidad es la causante del mayor número de muertes evitables en los países desarrollados, por lo que no es un asunto que convenga tomárselo a la ligera.

El tratamiento contra la obesidad debe realizarse de forma transversal, ya que suelen existir diferentes factores que la favorecen o desencadenan. Hoy vamos a hablar de los tratamientos quirúrgicos para vencer este problema.

Qué es la obesidad

La pregunta puede parecer obvia, pero no es lo mismo tener un ligero sobrepeso, un sobrepeso más pronunciado o padecer obesidad u obesidad mórbida.

Las diferencias entre normopeso, sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida no son una apreciación subjetiva, sino el resultado de una fórmula. El exceso de peso con respecto a la altura se calcula mediante el índice de masa corporal (IMC), cuando este es superior a 35 se considera obesidad mórbida.

El índice de IMC se calcula dividiendo el peso del paciente (en kg) entre la altura (expresada en metros) al cuadrado. La tabla de los diferentes pesos según el IMC es la siguiente:

  • -IMC inferior a 18,5 se considera un peso insuficiente.
  • -IMC entre 18,5 y 24,9 se considera normopeso.
  • -IMC entre 25 y 26,5 es sobrepeso de grado I.
  • -IMC entre 27 y 29,9 es sobrepeso de tipo II.
  • -IMC entre 30 y 34,9 se considera de tipo I.
  • -IMC entre 35 y 39,5 se considera de tipo II.
  • -IMC entre 40 y 49,9 ya es obesidad mórbida (o de tipo III)
  • -IMC superior a 50 es de tipo IV o extrema.

Precisamente, a la hora de contratar un seguro de salud se pide el peso y la altura de cada persona para calcular el IMC y confirmar que tiene unos niveles normales. En caso de niveles superiores, no es asegurable en una póliza de asistencia médica.

Cuándo se recomienda la cirugía como tratamiento contra la obesidad

En un primer momento, es recomendable intentar reducir la obesidad mediante otro tipo de técnicas, como son una dieta adecuada y una rutina de ejercicios. Conseguir un peso normal, incluso reducir puntos en el índice de masa corporal hace decrecer significativamente la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, así como otras patologías.

El tratamiento quirúrgico suele ir dirigido a aquellas personas con obesidad mórbida o extrema, para ayudarlas a reducir su peso de forma más rápida y eficiente. También pueden someterse a ella las personas con obesidad de tipo II.

Técnicas quirúrgicas contra la obesidad

Existen diferentes tipos de técnicas quirúrgicas para reducir la obesidad. Los avances médicos en este tipo de intervenciones han conseguido que se puedan aplicar técnicas menos invasivas; de esta forma, se reducen los riesgos en la operación y la recuperación del paciente es más rápida.

Las técnicas más utilizadas son:

  • -El método POSE, una operación que se realiza a través de la boca, mediante una endoscopia, y en la que se realizan unas costuras en el estómago que buscan reducir su capacidad.
  • -El balón intragástrico es también una técnica mediante la cual se busca reducir la capacidad del estómago. El balón se introduce con endoscopia y se rellena con una solución salina para que se hinche. Este método consigue que la persona se sacie de forma prematura.
  • -Banda gástrica. Consiste en colocar un anillo ajustable que hace que los alimentos pasen más lentamente y consigue una saciedad más temprana.
Share: