Microbiota: ¿Qué es y por qué es importante?

microbiota

Microbiota: ¿Qué es y por qué es importante?

La simbiosis es una relación en la que dos organismos conviven juntos y ambos resultan beneficiados de esta unión, aportándose ventajas el uno al otro. Hay muchos ejemplos de este tipo de relación, y uno lo tenemos en nuestro propio cuerpo con la microbiota.

Desde Vital Seguro os contamos qué es, cuáles son sus funciones y cómo promoverla y cuidarla.

¿Qué es la microbiota?

También conocida como microflora o flora intestinal, es el conjunto de microorganismos (más de 10 billones) que habitan a lo largo del tubo digestivo. Mantiene una relación simbiótica con su huésped y participan en diversas funciones para mantenerlo saludable.

¿Cuáles son las funciones de la microbiota y por qué es importante?

Algunas de las funciones en las que participa son las siguientes:

  • -Producción de energía y regulación del organismo.
  • -Digestión y síntesis de los nutrientes.
  • -Fortalecimiento y regulación del sistema inmunológico.
  • -Regulación de los neurotransmisores.
  • -Moderadora del estrés.

 ¿Qué problemas causa una microbiota deficiente o en mal estado?

La microbiota puede verse dañada si se da una disbiosis, un desequilibrio en ella, debido a que la población bacteriana propia es deficiente, o por la colonización de otros microorganismos que no la dejan actuar.

Este desequilibrio afecta a las funciones de la microflora, causando desequilibrios a nivel digestivo, inmunitario, etc., así como ciertas enfermedades, tales como:

  • -Síndrome de intestino irritable.
  • -Enfermedad celíaca.
  • -Hígado graso no alcohólico.
  • -Colitis ulcerosa.
  • -Enfermedad de Crohn.
  • -Diarrea aguda.
  • -Infección por Helicobacter pylori.
  • -Psoriasis.
  • -Caries y periodontitis.
  • -Cáncer de colon.
  • -Trastornos emocionales como la depresión y la ansiedad.

Se conoce que existe una relación entre la microbiota, el intestino y el cerebro, lo que se conoce como “eje microbiota-intestino-cerebro”.[1] Al estar relacionados de forma bidireccional, lo que ocurre en el intestino puede afectar al cerebro, y a la inversa. El intestino cuenta con 200 millones de neuronas, que permiten un diálogo con el cerebro, y participa en la regulación de las emociones, al regular también los neurotransmisores.

Asimismo, el cerebro también puede verse afectado por estas bacterias.

Es por ello, que existe relación entre los desequilibrios emocionales y la flora intestinal.

¿Cómo podemos cuidar la microbiota?

Como podéis observar, la microbiota es una gran aliada, por lo que debemos cuidarla y mantenerla sana, para que ella también nos cuide y nos mantenga sanos.

Para mantenerla en buenas condiciones o aumentar la cantidad de microorganismos beneficiosos, será adecuado seguir los siguientes buenos hábitos:

  • -Consumir alimentos fermentados como kéfir, chucrut, chocolate negro, pan de masa madre, encurtidos, miso, kimchi, tempeh, yogur pasteurizado, té kombucha o vinagre de manzana.
  • -Alimentarla con probióticos, presentes en alimentos como los espárragos, los plátanos no maduros, el ajo, la cebolla, el mango, el tomate, las manzanas y las bayas.
  • -Mantener una buena hidratación.
  • -Realizar ejercicio físico regular y moderado.
  • -Descansar adecuadamente.
  • -Evitar los azúcares, el alcohol y el tabaco.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con las coberturas de endocrinología y nutrición, aparato digestivo, y neurología, así como con amplios servicios médicos y el mejor cuadro clínico entre el cual elegir.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os invitamos a consultar los artículos de nuestro blog, a conocer nuestras coberturas, y a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

[1] M. Gómez-Eguílaz, J.L. Ramón-Trapero, L. Pérez-Martínez, J.R. Blanco. Revista Neurología. Número 68 (3). Febrero de 2019. “El eje microbiota-intestino-cerebro y sus grandes proyecciones. [WEB] Consultado el día 25 de julio de 2022. Recuperado de: https://www.neurologia.com/articulo/2018223

Share: