Ictus: Causas, síntomas y actuación rápida

ictus

Ictus: Causas, síntomas y actuación rápida

El ictus es una de las enfermedades que más muertes y secuelas graves produce en los países desarrollados. También llamado infarto o derrame cerebral, afecta a una gran cantidad de personas a partir de ciertas edades.

Qué es el ictus

El ictus es un problema vascular que afecta a los vasos sanguíneos del cerebro. Puede producirse de dos maneras, bien por la rotura de uno de ellos o bien por una obstrucción. En ambos casos, las células cerebrales dejan de recibir el oxígeno que necesitan para seguir viviendo y mueren. De la rápida detección y actuación cuando se presenta, dependerá completamente la recuperación total, parcial o la muerte del paciente.

Causas del ictus

Las causas del ictus son muy diversas. Existen ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrirlo, como son:

  • Edad avanzada. A partir de los 60 años la probabilidad de sufrir un ictus aumenta considerablemente; así, cada década este factor se multiplica a casi el doble. Aunque es poco frecuente, algunas personas jóvenes también pueden sufrir una embolia cerebral.
  • Antecedentes familiares. Si en tu familia ha habido algún caso de ictus, tienes más probabilidades de sufrirlo también. Esto no quiere decir que estés predestinado a tener un derrame, pero es conveniente que lo tengas en cuenta y te cuides adecuadamente.
  • -La raza afroamericana tiene mayor incidencia de secuelas graves después de haber sufrido un ictus, incluso de morir por la enfermedad. Se desconoce si es un factor genético o sociológico.
  • Hipertensión. Tener la tensión arterial elevada aumenta el riesgo de que se pueda romper algún capilar que afecte al cerebro.
  • -El tabaquismo es otro de los factores que favorecen la aparición de una embolia, ya que afectan a la flexibilidad de las arterias.
  • -El uso de anticonceptivos orales aumenta también el riesgo de ictus.
  • -Sufrir diabetes está asociado a una presión arterial alta, por lo que aumenta el riesgo de derrame cerebral.

Síntomas del ictus

Reconocer los síntomas de un ictus y actuar de forma rápida llevando a la persona al hospital puede salvarle la vida y evitarle secuelas incapacitantes.

Algunos de los síntomas más comunes que se producen cuando el cerebro empieza a recibir poco oxígeno son:

  • -Dolor de cabeza intenso y de forma súbita.
  • -Visión borrosa.
  • -Problemas en el habla. La persona puede hablar de forma ininteligible, cambiar sílabas o palabras de orden o incluso no entender lo que se le dice.
  • -Entumecimiento de una parte del cuerpo.
  • -Problemas de memoria.
  • -Pérdida de fuerza en una parte del cuerpo.

Si notamos alguno de estos síntomas, tanto en nosotros mismos como en una persona que tenemos cerca, debemos actuar con celeridad. Las células del cerebro se deterioran rápidamente y, dependiendo de la zona a la que haya afectado la embolia, la vida del paciente puede correr serio peligro.

Qué hacer después del ictus

Si la persona sobrevive al ictus puede padecer secuelas de mayor o menor importancia. Algunas personas necesitan volver a aprender a hacer ciertas acciones que antes realizaban sin ningún problema.

A nivel motor, suele ser necesaria la rehabilitación y fisioterapia para recuperar la fuerza y movilidad.

También podemos encontrarnos con problemas en el habla y llegar a necesitar un logopeda.

En Vital Seguro contamos con un amplio cuadro médico con el que te sentirás cubierto en caso de necesitar cualquiera de los especialistas anteriormente mencionados. Si quieres más información sobre nuestras pólizas, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros.

Share: