Fatiga visual por el uso de pantallas: ¿Cómo actuar?

fatiga visual

Fatiga visual por el uso de pantallas: ¿Cómo actuar?

Aunque durante el verano podemos haber utilizado el móvil, el ordenador o la tablet en menor medida y sobre todo para ocio, tras la vuelta de las vacaciones, volvemos a ponernos frente a una pantalla durante muchas horas, pudiendo sufrir fatiga visual.

Desde Vital Seguro, os contamos qué es la fatiga visual, cuáles son sus principales causas y síntomas y cómo tratarla y prevenirla.

¿Qué es la fatiga visual y cuáles son sus principales causas?

La fatiga visual, cansancio ocular es la consecuencia de haber exigido muchos esfuerzos acomodativos a los ojos, haciendo que estos se cansen.

Por ejemplo, cuando los ojos deben enfocar de cerca, y especialmente durante largos períodos de tiempo, como cuando trabajamos ante una pantalla, la musculatura de los ojos debe hacer un trabajo mayor para adaptarse.

También puede producirse si debemos hacer una actividad en que se realizan diversos y constantes cambios acomodativos, por ejemplo, al conducir.

Finalmente, la fatiga visual también aparece cuando existe un exceso o un déficit de luz, haciendo que los ojos deban adaptarse a estas situaciones.

¿Es lo mismo que la vista cansada?

Aunque suele utilizarse como sinónimo a la fatiga visual, la vista cansada o presbicia no es lo mismo. La presbicia es una condición oftalmológica que afecta sobre todo a personas mayores de 40 años, ya que se trata de un defecto de refracción causado por la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que se encarga del enfoque.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas son muy diversos dependiendo de las características de cada individuo y sus hábitos. Algunos de los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • -Malestar ocular: Ardor, pinchazos, picor, hinchazón, sensación de arenilla, enrojecimiento, lagrimeo, sequedad, visión borrosa o doble, fotosensibilidad, problemas para abrir los ojos.
  • -Dolor de cabeza en la zona de los ojos y en la frente.
  • -Dolor de cuello, hombros y espalda.
  • -Problemas de concentración.

Aunque los síntomas son molestos, no suelen ser graves, y desaparecen una vez el ojo descansa.

¿Cómo se puede diagnosticar y tratar la fatiga visual?

El diagnóstico de la fatiga visual lo lleva a cabo un profesional oftalmólogo, el cual valorará la sintomatología y el historial clínico del paciente, y realizará un examen físico para analizar la vista del paciente.

En lo referente al tratamiento de la fatiga visual, éste consiste principalmente en hacer cambios en el ambiente y en los hábitos diarios, para que el ojo deje de cansarse. También pueden recetarse gotas para reducir los síntomas. En algunas personas, puede prescribirse el uso de gafas para realizar tareas específicas, como utilizar el ordenador o leer.

Para calmar los síntomas de la fatiga visual una vez aparecen, desde casa se podrá aplicar frío, hacer un masaje en su contorno o descansar en oscuridad total.

¿Qué se puede hacer para prevenirla?

Para prevenir la aparición de la fatiga visual es importante que se eviten los posibles factores de riesgo que llevan a que se produzca. Para ello, deberemos seguir las siguientes pautas:

  • -Realizar descansos, mirando hacia una distancia alejada, para que los ojos se relajen. Limitar el tiempo frente a las pantallas también será beneficioso.
  • -Evitar los reflejos y gestionar la luz, evitando un exceso o un déficit de la misma.
  • -Hacer uso de lágrimas artificiales.
  • -Inducir el pestañeo.
  • -Ventilar y humidificar los espacios.
  • -Mantener una buena postura y distancia de las pantallas.
  • -Realizar ejercicios oculares.
  • -Seguir una dieta equilibrada.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con amplias coberturas y con el mejor cuadro clínico. Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros y cuidar a los que más os importan, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, conocer nuestras coberturas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: