Espasticidad: Sentir rigidez inusual en los músculos

espasticidad

Espasticidad: Sentir rigidez inusual en los músculos

El sistema nervioso, tanto central como periférico, es uno de los sistemas más importantes de nuestro cuerpo, puesto que gracias a él podemos hacer las acciones del día a día y nuestro cuerpo puede mantener sus funciones. Sin embargo, a veces puede fallar, y que eso condicione nuestra calidad de vida. Un ejemplo de esto, es la espasticidad.

Desde Vital Seguro os contamos qué es la espasticidad, por qué se produce, sus síntomas y cómo abordar este problema de salud.

¿Qué es la espasticidad?

Se denomina espasticidad a la tensión y rigidez inusual de los músculos, o un aumento del tono muscular. La espasticidad también se distingue por generar reflejos más fuertes o exagerados, así como una posible interferencia en actividades cotidianas como caminar, realizar movimientos o hablar.

Síntomas y efectos

Entre los principales síntomas de esta cuestión de salud encontramos:

  • Mantener una postura anormal.
  • Presentar reflejos tendinosos exagerados y profundos.
  • Llevar los hombros, los brazos, las muñecas o los dedos en un ángulo anormal.
  • Realizar movimientos espasmódicos repetitivos.
  • Presentar dolor y/o deformidad.
  • Movimiento de piernas en forma de tijeras.

En casos de espasticidad prolongada:

  • Contracturas.
  • Problemas para articular el habla.
  • Articulaciones que pueden quedar flexionadas.
  • Reducción de la movilidad.

Como hemos avanzado, la tensión y rigidez muscular puede afectar al habla y a muchos de los movimientos cotidianos, así como generar dolor, por esto, las personas que la padecen pueden presentar problemas para dormir, irritabilidad, problemas de tránsito intestinal, problemas psicológicos y sociales, problemas laborales etc.

Causas de la espasticidad

Este trastorno está relacionado con un daño en la parte del cerebro, por lo que si existe algún tipo de disfunción, esto es debido a que el daño se ubica en la zona cerebral que controla esa parte corporal y sus movimientos.

También puede ser producida por un daño en los nervios del encéfalo a la médula espinal.

Algunas afecciones y lesiones que pueden producir espasticidad son las siguientes:

  • Daño cerebral por falta de oxígeno.
  • Esclerosis múltiple.
  • Traumatismo craneoencefálico.
  • Parálisis cerebral.
  • Enfermedades neurodegenerativas.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Lesiones medulares.

Diagnóstico y tratamiento

Para valorar la presencia de espasticidad, el profesional médico llevará a cabo diversas pautas de diagnóstico.

En primer lugar, evaluará el historial clínico del paciente, su plan de medicación y el historial clínico familiar, es decir, los antecedentes familiares.

A continuación, valorará la sintomatología referida y llevará a cabo el examen físico. La exploración física consiste en observar los movimientos musculares, el rango de movimiento, el tiempo y la frecuencia de los espasmos y qué actividades se realizan con dificultad.

El objetivo del tratamiento será mejorar la movilidad, reducir el dolor y promover la realización de las tareas de forma normal. Para ello, además de tratarse la causa que origina la espasticidad, se llevarán a cabo las siguientes pautas:

  • Realización de ejercicios para estirar y fortalecer los músculos.
  • Administración de fármacos como relajantes musculares, así como de inyecciones en grupos musculares específicos.
  • Intervención quirúrgica para liberar el tendón o implantar una bomba que administre los fármacos de forma continua.

Asimismo, será beneficioso llevar a cabo ciertos cuidados como mover y utilizar activamente las zonas con espasticidad, usar férulas u órtesis, realizar estiramientos suaves y acudir a un fisioterapeuta para realizar ejercicios guiados.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con servicios de neurología, traumatología, fisioterapia y medicina del dolor que pueden ser de ayuda en estos casos. Asimismo, también dispone de amplias coberturas y con el mejor cuadro clínico. Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, conocer nuestras coberturas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: