Ecografías 3D y 4D: Conocer al bebé antes de nacer

ecografías 3d

Ecografías 3D y 4D: Conocer al bebé antes de nacer

Las pruebas de diagnóstico por imagen son claves para identificar, con mayor precisión, anomalías fisiológicas o distintos procesos, por ejemplo, en el caso de las ecografías, el embarazo. Actualmente las ecografías 2D ya se complementan con versiones más detalladas, las ecografías 3D y 4D.

Desde Vital Seguro os queremos explicar en qué consisten y cuáles son sus ventajas.

¿Cómo son las ecografías 3D y 4D y para qué sirven?

Las ecografías son técnicas de diagnóstico por imagen que permiten obtener imágenes del interior del cuerpo mediante la aplicación de ultrasonidos de alta frecuencia.

Los ultrasonidos, ondas sonoras, se envían y rebotan al alcanzar órganos o estructuras corporales. Un dispositivo denominado transductor las capta de nuevo, las traduce y las convierte a imagen.

Las ecografías pueden ser obstétricas o ginecológicas. La ecografía obstétrica es aquella que detecta cambios fisiológicos como el embarazo y observa el desarrollo fetal.

Por otra parte, la ecografía ginecológica es aquella utilizada para detectar procesos patológicos, como quistes, tumores o infecciones, entre otros.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las ecografías 3D y 4D son una innovación tecnológica en los controles parentales. La imagen en 2D o bidimensional, se muestra de forma borrosa y en blanco y negro en un monitor en tiempo real.

La 3D muestra una imagen estática del feto en tres dimensiones con un color más nítido, mientras que la 4D es una ecografía 3D grabada. Esta última no solo permite realizar capturas a tiempo real y en tres dimensiones, sino que también podemos apreciar el movimiento.

Algunas de las ventajas de utilizar estos tipos de ecografías son:

  • -Facilita la evaluación general del feto y la detección de posibles malformaciones o patologías congénitas de forma más precisa.
  • -Se puede analizar el crecimiento fetal, realizar medidas precisas y valorar si su estado de crecimiento intrauterino y su desarrollo es adecuado.
  • -Permite a los padres apreciar más claramente las facciones del bebé y ver sus gestos y movimientos en tiempo real.

¿Cuándo se realizan?

Al igual que las demás ecografías, las ecografías 3D y 4D pueden realizarse en cualquier etapa del embarazo, sin embargo las mejores imágenes se dan entre las semanas 25 y 30.

Esto se debe a que las condiciones son más adecuadas: existe una cantidad adecuada de líquido amniótico entre la sonda ecográfica y la superficie a estudiar, y el tamaño del bebé es intermedio.

Si se realiza en semanas posteriores a la semana 30, el volumen fetal aumenta y disminuye la cantidad de líquido amniótico, lo que dificulta la obtención de imágenes de calidad.

¿Son seguras?

Las ecografías de cualquier tipo son siempre seguras. No se realizan con radiación ni ningún tipo de invasión, por lo que es una práctica que no daña ni a la madre ni al bebé. Además, las frecuencias de ultrasonido son muy bajas.

Las ecografías 3D y 4D en Vital Seguro

En el seguro médico de Vital Seguro disponemos, dentro de las coberturas de pruebas de diagnóstico, con el servicio de ecografía obstétrica 3D y 4D.

Además, contamos con otras coberturas de planificación familiar y preparación al parto, como estudios de esterilidad e infertilidad, sesiones de preparación al parto o rehabilitación del suelo pélvico.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud y la de los que os importan, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, conocer nuestras coberturas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: