Bicicleta: ¿Por qué es buena para la salud?

bicicleta

Bicicleta: ¿Por qué es buena para la salud?

Según datos de 2020, hasta 20 millones de personas son usuarias de la bicicleta. Este modo de transporte no solamente es muy ecológico, económico y entretenido, sino que tiene amplios beneficios para la salud.

Con motivo del Día Mundial de la Bicicleta, que se celebra cada 3 de junio, desde Vital Seguro os hablamos de los beneficios de utilizarla para la salud y cómo hacerlo adecuadamente.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de hacer uso de la bicicleta?

Como hemos comentado, se trata de un transporte que no emite contaminantes y de precio económico en comparación con otros medios de mobilidad. Además, la bicicleta estática está cada vez más presente en los gimnasios.

Su empleo también ofrece beneficios para la salud, ya que se trata de un ejercicio muy completo:

  • -Oxigenación del cerebro, reducción del estrés y mejora del estado de ánimo. Durante la práctica del ciclismo se segregan endorfinas que aportan sensación de felicidad. En este sentido, salir a pedalear con un grupo, con amigos o familia también mejora las relaciones sociales y el bienestar.
  • -Tonificación y fortalecimiento de la espalda.
  • -Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hipertensión, diabetes, trombosis, etc. Además de llevarse a cabo actividad física, es posible praticar el ciclismo al aire libre, mejorando la salud respiratoria.
  • -Estimulación de la salud articular.
  • -Aumento de la resistencia cardíaca y fortalecimiento del sistema inmune.
  • -Reducción del peso corporal y eliminación de la celulitis.

¿Cómo hacer un uso correcto de la bicicleta y evitar lesiones derivadas de él?

La bicicleta es una gran aliada para la salud. Sin embargo, durante su uso también pueden generarse ciertas lesiones tales como:

  • -Contusiones.
  • -Abrasiones cutáneas.
  • -Lesiones en ligamentos.
  • -Traumatismo Cráneo-Encefálico (TCE)
  • -Condropatía rotuliana.
  • -Tendinitis.
  • -Fracturas (de clavícula, codo, costillas, radio, muñeca y falanges).

Para prevenir posibles problemas derivados de la práctica del ciclismo o del uso de la bicicleta es importante tener en cuenta  las siguientes cuestiones:

  • -Adoptar medidas correctoras para los errores posturales.
  • -Ajustar la altura del sillín y el manillar de la bicicleta.
  • -Mejorar la flexibilidad, hacer calentamiento.
  • -Extremar las precauciones al transcurrir por superficies irregulares o caminos desconocidos.
  • -Realizar su adecuado mantenimiento mecánico.
  • -Usar material de protección y ropa adecuada (como el casco).
  • -Tener los conocimientos de educación vial, técnica y de control de la bicicleta.
  • -Llevar a cabo una progresión lenta en la realización de la práctica ciclista.
  • -Mantener una adecuada nutrición e hidratación.

Tanto para mejorar la aptitud física, como para tratar o prevenir lesiones, es fundamental acudir a un profesional de la fisioterapia. No solo podrá ayudarnos en el tratamiento de posibles lesiones, sino enseñarnos cómo llevar a cabo adecuadamente la práctica deportiva, evitarlas y mejorar el estado general de nuestro cuerpo.

El seguro médico de Vital Seguro cuenta con las coberturas de traumatología, fisioterapia y rehabilitación, así como con amplios servicios médicos y el mejor cuadro clínico.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidaros, os invitamos a consultar los artículos de nuestro blog, a conocer nuestras coberturas, y a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Share: