El cáncer de mama en los seguros de salud

cáncer de mama

El cáncer de mama en los seguros de salud

El cáncer de mama es la enfermedad oncológica más común en las mujeres. Es una dolencia que puede producirse también en hombres, pero las hormonas femeninas las predisponen sobre sus compañeros. Se calcula que, al menos una de cada ocho mujeres sufrirá algún tipo de cáncer mamario a lo largo de su vida. Sin embargo, gracias a los diagnósticos precoces y a los avances en cuanto a los tratamientos de esta enfermedad, la supervivencia es muy elevada.

Detectar el cáncer de mama en estadios tempranos es fundamental para un buen pronóstico. Por ello, la autoexploración mamaria, así como las revisiones ginecológicas frecuentes, con mamografía si procede son imprescindibles.

Detección del cáncer de mama

Existe un protocolo claro para detectar el cáncer de mama. A diferencia de otros procesos oncológicos, es fácilmente reconocible en la mayoría de las ocasiones.

Se recomienda una revisión ginecológica una vez al año desde el momento de la primera menstruación; así como mamografías anuales a partir los cuarenta años. De la misma forma, la mujer, en su casa, debe hacerse autoexploraciones frecuentes y acudir de inmediato si nota cualquier tipo de bulto en el pecho.

A pesar de las recomendaciones, en la Seguridad Social el protocolo de cribaje no contempla realizar las mamografías hasta los cincuenta años, si no existen antecedentes o factores de riesgo. Además, la periodicidad es bianual.

Contar con un seguro médico privado, como el de Vital Seguro te permite poder tener tu ginecólogo siempre que lo necesites y hacerte tus revisiones anuales. Además, la petición de mamografía empezará a partir de los cuarenta y será repetida una vez al año.

Síntomas cáncer de mama

Algunas advertencias de que se puede estar desarrollando este tipo de cáncer son las siguientes:

  • -Detectar un bulto en el pecho o en la axila, en la zona ganglionar.
  • -Irritación en la mama que no sana.
  • -Hundimiento del pezón.
  • -Dolor en la mama.
  • -Cambio de color o forma en la mama.
  • -Cualquier otro síntoma extraño en las mamas será motivo de consulta.

Tratamiento del cáncer de mama en tu seguro médico

En primer lugar, gracias s tu seguro médico podrás acceder rápidamente a las pruebas diagnósticas y al especialista para confirmar o descartar el tumor mamario. En caso de ser positivo, Vital Seguro cuenta con un servicio de oncología en los hospitales más prestigiosos para iniciar un tratamiento de inmediato.

Una rápida actuación puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. A pesar de sonar muy crudo, en el caso del cáncer es así.

Con tu póliza de Vital Seguro podrás estar acompañada durante la hospitalización, si se requiere y disfrutar de una habitación individual. De esta manera, a pesar del difícil trance, podrás tener una tranquilidad añadida.

Si fuera necesaria realizar una masectomía, es decir, la extracción de la mama, para asegurarse de eliminar el tumor en su totalidad, así como los ganglios, la recuperación puede ser algo más larga.

El tratamiento posterior también podrás realizártelo en tu hospital de confianza gracias a tu seguro médico.

Una vez terminado el tratamiento, y dependiendo de las condiciones de tu póliza, podrás someterte a una intervención de prótesis mamaria para reconstruir el pecho tras la mastectomía.

Si quieres más información sobre las pólizas  de Vital Seguro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El cáncer de mama es fácilmente detectable y se puede curar, confía en nosotros.

 

Share: