Arteriografía digital: ¿En qué consiste esta prueba?

arteriografía digital

Arteriografía digital: ¿En qué consiste esta prueba?

La arteriografía digital, también conocida como angiografía, es una prueba diagnóstica mediante la cual se pueden observar el interior de las arterias. Se trata de una técnica capaz de dar visibilidad a una parte de nuestro cuerpo tan importante como de difícil acceso. Poder conocer el estado arterial de un paciente puede llegar a prevenir problemas serios, incluso salvarle la vida. Desde Vitalseguro, expertos en seguros de salud, os contamos sobre ella.

¿En qué consiste una arteriografía?

Una angiografía solía realizarse mediante la inserción de un catéter en el interior de la arteria del paciente. De esta manera, con una cámara, el médico podía observar el estado de este tipo de vasos sanguíneos. Sin embargo, el riesgo de este tipo de intervención invasiva era muy alto.

Hoy en día, existen diferentes tipos de arteriografías:

  • Arteriografía mediante resonancia magnética. Se trata de una prueba no invasiva mediante la cual se obtienen imágenes de alta calidad del sistema vascular de la persona sin necesidad de introducir un catéter o de que el paciente reciba radiaciones ionizantes.
  • Angiografía con rayos X. Es la forma más tradicional de realizar un arteriografía. En este caso, el paciente recibe una dosis de yodo en sangre, es decir, se le inyecta un contraste y se observa mediante una radiografía.
  • Arteriografía con TAC. En este tipo de prueba, se inyecta también un contraste de yodo, pero las imágenes se obtienen a través de una tomografía computerizada. Con este tipo de prueba, las imágenes obtenidas son de muy alta precisión, llegando a observarse incluso los depósitos de calcio.

¿Para qué se solicita una arteriografía?

Un médico puede solicitar una arteriografía por diferentes motivos, habitualmente se usa para obtener información del funcionamiento vascular del corazón, cerebro o riñones, aunque se puede realizar en cualquier parte del organismo.

Lo más habitual es pedir esta prueba diagnóstica cuando existe la sospecha de que alguna arteria puede estar bloqueada, o cuando hay problemas de circulación que no responden a un diagnóstico simple.

Ventajas de la arteriografía digital

Las ventajas de la arteriografía digital son evidentes. La más importante, podríamos decir, es que es una prueba exenta de riesgo para el paciente, o con un riesgo tan bajo que es prácticamente descartable.

Al no tener que introducir ningún elemento ajeno, se elimina el peligro de rotura en el interior de la arteria o de otros daños que una cánula pudiera producir.

En Vital Seguro ofrecemos este servicio extra para nuestros asegurados. Esta ventaja en nuestra póliza de salud supone una diferencia importante sobre otras aseguradoras, y sobre la Seguridad Social.

Tener acceso a una arteriografía digital sin listas de espera supone un beneficio evidente, ya que el diagnóstico sobre posibles taponamientos arteriales o la formación de trombos se detecta al momento.

Además, se puede prevenir una enfermedad tan silenciosa como letal: la arterioesclerosis. Este trastorno degenerativo suele dar la cara cuando ya está muy avanzado y puede poner en riesgo la vida de la persona; por eso, detectar a tiempo un problema en el sistema circulatorio es esencial.

Arteriografía digital en Vital Seguro

Como comentábamos anteriormente, en Vital Seguro damos la opción a nuestros asegurados de poder acceder a esta prueba diagnóstica, sin esperas y sin riesgos añadidos.

A partir de ciertas edades y, dependiendo de los antecedentes familiares, es recomendable conocer en qué estado se encuentran nuestras arterias. Por eso, nuestros profesionales pueden pedir un diagnóstico certero para poder atajar futuros problemas desde antes de que se produzcan.

En Vital Seguro nos tomamos muy en serio tu salud. Si quieres más información sobre nuestras pólizas o sobre este tipo de prueba, ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

 

 

Share: